Certificación energética de edificios existentes

Con motivo de la transposición en España de la Directiva 2002/91/CE, se espera que en fechas próximas se apruebe mediante Real Decreto el Procedimiento para la Certificación Energética de Edificios Existentes, que será obligatoria para todos aquellos edificios o unidades de ellos (pisos), que se vendan o arrienden y para edificios con potencia nominal instalada de más de 400 kW, principalmente edificios del sector terciario: hoteles, hospitales, colegios, edificios administrativos.

Este decreto establece la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios un certificado de eficiencia energética  en el que se incluirá información imparcial acerca de las características energéticas de los edificios.

Actualmente ya existe un borrador del Real Decreto que puede consultarse en el siguiente enlace:

Borrador Real Decreto Procedimiento para la Certificación Energética de Edificios Existentes

Para la obtención del certificado, los Ministerios de Industria, Energía y Turismo y de Fomento, como responsables de esta transposición, encomendaron al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), poner a disposición del público programas informáticos de calificación  de eficiencia energética para edificios existentes; dichos programas son el CE3 y el CE3X, siendo de aplicación en todo el territorio nacional.

Con todo esto si va a vender o alquilar la vivienda o local, necesitará un certificado de eficiencia energética, para ello, EYATEC cuenta en su equipo con Ingenieros y Arquitectos técnicos certificadores, formados y acreditados en el manejo de estos programas que además cuentan con amplios conocimientos de la Norma ISO 50001:2011 sobre Sistemas de Gestión de la Energía, al ser auditores de la misma, igualmente acreditados.

El certificado de eficiencia energética de edificios existentes será similar al de edificios de nueva construcción y consistirá en una etiqueta que otorgará a cada edificio una calificación que irá, desde la clase A, para los energéticamente más eficientes, a la clase G, para los menos eficientes. Este certificado incluirá además recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética, con el consiguiente ahorro en el coste del consumo de la energía.

Esta etiqueta de eficiencia energética debe incorporarse a toda oferta y promoción dirigida a la venta, alquiler o publicidad del edificio o vivienda y tendrá una validez de 10 años.